8 lecciones cuando cuente historias para medios de noticias digitales

Loren Giordano, una chica poderosa de Guatemala, estuvo en WNYC en el verano de 2017 como becaria de Chica Poderosas Dow Jones, en colaboración con ICFJ. Ella aprendió mucho, y una de sus lecciones fue "cuáles son las lecciones clave cuando cuente historias para medios digitales".

Por Loren Giordano

Lección # 1: Comprenda la visión del proyecto.

Para poder crear un potente vídeo explicativo o un gráfico en movimiento en general, debe tener una visión del proyecto antes de comenzar a animar. Saber qué quieres lograr con la animación también te ayudará a elegir el estilo y los elementos correctos. Pregúntese a quién va dirigido el proyecto, cuál es el propósito del proyecto, el estilo que se necesita y cualquier otra cosa que necesite saber para darle vida a esta visión.

Lección # 2: Haz tu propia investigación.

Incluso si los periodistas u otras personas en la sala de redacción le brindan la información sobre el artículo sobre el que debe contar, le recomiendo que haga su propia investigación y busque diferentes recursos para poder familiarizarse más con la historia y el tema, y quizás piense en otros ángulos o ideas para incorporar a la historia.

Lección # 3: Establezca una base sólida a partir del guión.

Trabaje en un script que sea lo suficientemente fuerte y bueno para que NO se modifique más tarde durante las etapas de animación, o que tenga pequeños detalles para corregir, pero no sea estructural.

Lección # 4: Trabaja duro y rápido en el desarrollo de tus bocetos.

Para asegurarse de que tu idea es la correcta antes de comenzar la animación, debes dedicar un tiempo al guión gráfico del proyecto. Esto significa dibujar cada escena para obtener una visión general de cómo se unirán. Pero si el tiempo no te favorece, te sugiero que hagas esta etapa de dibujo muy rápido y sin demasiados detalles. Podrás ver el proyecto completo frente a ti para que puedas identificar los errores y mejorar el flujo de tu mensaje animado de una manera más rápida. También te permitirá recibir comentarios más rápidos de los reporteros o editores para saber si las imágenes son las correctas o si alguien podría malinterpretarlas; incluso puede ayudarte a obtener ideas sobre qué ilustraciones hacer para ciertas partes de la historia.

Lección n# 5: Manten el mensaje claro y simple.

Al hacer gráficos en movimiento, normalmente intentamos transmitir un mensaje determinado o persuadir rápidamente a los espectadores, a veces incluso educarlos. Dado que estos videos necesitan comunicar diferentes mensajes importantes, tienen que ser fáciles de entender. Esfuérzate por la claridad y la simplicidad. Para lograr esto, recomiendo tratar de entrar en la mente de un niño que no sabe NADA acerca de la historia. La audiencia puede no saber mucho sobre tecnicismos o datos muy específicos de la historia. Mantenlo simple para que sea más fácil de entender y digerir. Esto también te ayudará a hacer que este vídeo sea visto y entendido por un público más amplio.

Lección n# 6: Que sea útil lo que estás animando.

La necesidad de generar impacto o hacer una animación deslumbrante puede tentarte a agregar elementos simplemente por diversión. Al hacerlo, puede confundir a la audiencia e interrumpir el flujo del proyecto. Considera que el mensaje debe ser claro y fácil de entender, y el flujo de la animación debe ser fluido, sin interrupciones y atractivo. Asegúrate de que cada elemento cumple con el propósito general del proyecto y no se agrega “solo porque”.

Lección n# 7: mantiene tus archivos organizados desde el principio.

Esta es una regla básica de animación, pero aún quiero hacer un recordatorio fuerte para mantenerla presente mientras trabajas. Recuerda que tener una nomenclatura lógica y organizada para tus archivos te ayudará a ahorrar mucho tiempo. También lo hará más fácil en caso de que necesites ajustarse o reemplazarse algo, o si el periodista desea insertar algo en la animación en el último minuto y debe reorganizar los diferentes archivos.

Lección # 8: termina con un pensamiento, pregunta o declaración fuerte.

Deja que la audiencia quiera saber más, o tal vez cultive una duda que los haga querer investigar más sobre la historia. El cierre debe tener el mismo impacto que al principio, no dejes que todo tu trabajo duro se desinfle al final, ¡hazlo fuerte!