Cómo Chicas Poderosas FIU está propagando su mensaje de empoderamiento de mujeres innovadoras en las redacciones en Miami

Chicas Poderosas cortesía de Abanico Films.

Barbara Corbellini Duarte, una periodista multimedia en el sur de la Florida Sun Sentinel, es la directora de la organizacion de Chicas Poderosas FIU, una conferencia de tres días patrocinado por la Fundación Knight en abril en la Universidad Internacional de la Florida. Cuando decidí organizar la primera Chicas Poderosas FIU como una forma de potenciar a los estudiantes, no sabía que sería yo la que iba a salir sintiendome con el poder. Chicas Poderosas pretende ayudar a mover las mujeres en la vanguardia de la innovación en las redacciones, proporcionando capacitación y apoyo para ayudarles a moverse en posiciones de liderazgo. Las mujeres no siempre son conscientes de la cantidad de presión que la sociedad les impone, hasta comportamientos que inhiben esto ya están arraigados. Al menos ese fue mi caso. Nunca he querido ser rescatada, pero la cultura pop, medios de comunicación y la sociedad siempre me han dicho que era mi papel a jugar desde muy temprano. Mientras que los niños tienen cientos de modelos de conducta superhéroes, las niñas suelen ser pegadas con la damisela en apuros princesas, novias y esposas de ser rescatadas una y otra vez. Poco a poco, esos mensajes crean inseguridades, convirtiéndose en comportamientos tales como aprensión acerca de la negociación de los salarios en el trabajo o tomar un asiento en la mesa de negocios.

Cerca de 200 estudiantes y profesionales de la comunicación asistieron a los tres días de Chicas Poderosas FIU mediathon. Cortesía de Abanico Films.

Así que inmediatamente me he identificado con la historia de Mariana Santos, Knight innovador en Residencia en la FIU, nos habló de cómo ella comenzó Chicas Poderosas en 2013 para capacitar a las mujeres en las redacciones de todo el continente Latino Americano, que a menudo dudan de sí mismas demasiado. Esta duda de sí mismo no es natural o biológico. Se impone a todas las mujeres con cada película estereotipada, libro y Fotografía alterada que ponemos ahí fuera. Santos habló con nosotros en el Centro Kopenhaver Lillian Lodge por el Avance de la Mujer en Comunicación, donde seis de nosotras recién graduadas – Constanza Gallardo, Oliana Torres, Miriam Valverde, María Centeno and Dorilys Miralles – estaban haciendo una beca. Ella nos desafió a organizar la primera Chicas Poderosas FIU, y aceptamos el reto en un “latido del corazón”. Armamos una agenda que refleja los problemas que nos hubiera gustado haber hablado mientras estábamos en la universidad: la negociación del sueldo, superando a sus inseguridades, que tienen el equilibrio trabajo / vida, siendo una minoría en una redacción o una de las pocas mujeres en el departamento de fotografia.

El primer día de la mediathon Chicas FIU contó con la “Guerra de las Galaxias” clase luz sable. Cortesía de Abanico Films

El primer día de la mediathon Chicas Poderosas FIU ofreció una clase de sables de luz “Star Wars”. Cortesía de Abanico Films Elegimos un tema para el evento, “Soy más que lo que se ve,” porque las mujeres a menudo son juzgadas por su apariencia. Cuando somos jóvenes, las personas a menudo piensan de nosotros como “una cara bonita”, y al mismo tiempo, no se les permite envejecer. Nos quedamos juzgadas por nuestras arrugas y el pelo blanco, y la sociedad espera que nosotros quedemos joven para siempre. Cerca de 200 profesionales de los medios de comunicación y estudiantes asistieron a la mediathon de tres días, que se llevó a cabo en tres lugares: la sala de redacción de Univision Doral, Miami Beach Estudios Urbanos de la FIU y el laboratorio de Miami. Dimos las camisas de los estudiantes, y les hemos pedido a escribiren una palabra que LAS describe completando la frase “yo soy”. “Un Jedi”, “poderosa”, “alternativa”, “sonido” y “yo” fueron algunos de los palabras, escritas. Desde el comienzo de Chicas Poderosas FIU, los mentores crearan una atmósfera donde la gente se sentía lo suficientemente cómodo para compartir experiencias personales e incluso llorar. Que sólo muestra la cantidad de mujeres con el deseo de tener un espacio para estas conversaciones. También tuvimos sesiones sobre la intersección de la innovación y la tecnología, ya que eso es parte del lema Chicas. Tuvimos paneles en la realidad virtual, el podcasting y la radio, la construcción de una cartera digital y medios sociales. Queríamos que los estudiantes interactúasen entre sí. Así que ofrecimos las clases de sables de luz y un taller de defensa personal con la sensei Fiorella Coto Segningi, directora de multimedia de Chicas Poderosas. Todas esas actividades tenían un significado más profundo para nosotras, porque a medida que las mujeres, a menudo se nos dice que “Star Wars” espadas y lucha libre no son para nosotras. Así que era increíble ver a todas esas mujeres jóvenes desacreditar esos estereotipos y rockeando Jedi. También aprendieron a escapar de un ataque al azar durante un taller jujitsu brasileño. El evento dejó una marca indeleble en absoluto. “Soy más que lo que se ve” era y es claramente una evidencia atrasada como se puede ver con las mujeres que se reunieron para encontrar el empoderamiento a través de la comunidad, al saber que no están solas en la lucha para descartar las normas sociales de la mujer en los medios de comunicación. “Chicas Poderosas se trata de dar voz a las mujeres, la construcción de la comunidad, apoyándose mutuamente, colaborando y cada vez más con resultados mas fuertes”, dice Santos. “Estamos pensando en ampliar Chicas en todo el mundo y crear una mayor red entre las regiones, dando ahora a todas las chicas una red de apoyo entre sí en todo el mundo. Juntos vamos a cambiar la cara de los medios de comunicación, una mujer a la vez. “Siga Barbara Corbellini Duarte en Twitter @babicorb.

En el tercer día de la conferencia, los estudiantes salieron a las calles de Wynwood para trabajar en historias sobre la gentrificación. Presentaron sus vídeos, fotos y envolturas de radio por el final del día. Cortesía de Abanico Films.

Este post fue escrito originalmente para la Fundación Knight y amablemente Blog editado por Michael Bolden, director editorial